Cómo se puede manifestar

La Esclerosis Múltiple se puede manifestar de muy diversas formas. Cualquier síntoma atribuible a una lesión del sistema nervioso central puede verse en la EM debido a que las lesiones se pueden producir en cualquier localización de la sustancia blanca o gris -tanto cerebral como medular- y deberse a los diversos mecanismos inflamatorios y neurodegenerativos implicados en esta enfermedad.

Los síntomas de la Esclerosis Múltiple varían en cada paciente debido a que la localización y magnitud de cada brote puede ser diferente. Algunos síntomas que se presentan pueden ser casi inapreciables, pero otros episodios pueden ser más evidentes y durar días, semanas o meses, si bien suelen ir seguidos de remisiones.

Sin embargo, hay síntomas que se repiten con mayor frecuencia entre los afectados. Así, los síntomas sensitivos de la enfermedad (hormigueos o adormecimiento de uno o más miembros) y los visuales, presentes en el 50-53% (sobre todo pérdida de agudeza visual), son los síntomas más comunes de esta patología, especialmente en su fase inicial. Por el contrario, en la EM avanzada o progresiva suelen darse más síntomas motores (40-45% de los casos) que principalmente se manifiestan en forma de debilidad y/o rigidez muscular. Otros síntomas frecuentes son los cerebelosos (20-25%), como inestabilidad en la marcha, y los trastornos esfinterianos (10-13%) con trastornos de micción.

Descripción corta de la imagen

Aunque, salvo en fases muy avanzadas de la enfermedad, los síntomas evidentes de deterioro cognitivo son muy infrecuentes, en una valoración cognitiva detallada se pueden encontrar fallos desde el comienzo de la enfermedad en parte de los pacientes. Por otro lado, las alteraciones del estado de ánimo como ansiedad o depresión es algo muy frecuente entre los pacientes con EM -bien reactiva o como consecuencia directa de la propia enfermedad- y la fatiga puede llegar a estar presente hasta en un 65-70% de los pacientes.

Las personas con Esclerosis Múltiple a veces desarrollan grados variables de discapacidad y cuando ésta se adquiere es, en general, en casos avanzados de la enfermedad: muchos de los cuales fueron diagnosticados en la época en la que no se disponía de tratamientos efectivos.